top of page

Has tenido Miedo en tu vida Financiera?



preocupación
El 98% de los problemas no son reales. están en el pasado en el futuro

El miedo es una emoción que puede ser muy útil. Si una pantera corre en dirección

nuestra, el miedo hará que nuestro cuerpo secrete la adrenalina que nos hará correr

del lado contrario como atletas profesionales.



Fuera de este tipo de situaciones, en general el miedo es un estorbo. Todos lo

sentimos por una razón, por otra o por muchas. A veces lo aceptamos, otras ni lo

sospechamos. El caso es que el miedo paraliza y en el tema de las finanzas puede ser

el que cave nuestra tumba. Mientras más miedo nos provoque el asunto del dinero y

la administración, más alejados estaremos de él. Seremos más vulnerables a caer en

deudas, malos manejos, fugas, etcétera, lo que traerá como consecuencia estar

tronándonos los dedos por, ¡claro!, falta de dinero.



No les quiero decir que simplemente se quiten el miedo y ¡ya!, asunto resuelto. El

secreto es que combatir al miedo es como ejercitar un músculo. Al principio el

músculo está todo flácido y sin fuerza. Conforme lo vamos usando y vamos

practicando se va tonificando y se va poniendo mejor. Así sucede con el miedo:

poco a poco nos lo vamos quitando. Las primeras veces quizá no lo lograremos, pero

cada vez estaremos más cerca. Nada se resuelve de la noche a la mañana.

Para “ejercitar el músculo de las finanzas” y quitarse el miedo te tengo algunos

tips:


1. Piensa en Lo Peor Objetivamente:

Cuando sientas angustia, miedo, se te haga un nudo en el estómago o lo que sea

que sientas en relación con el tema de administrar y manejar dinero, piensa: ¿qué es

lo peor que puede pasar? Si abro el estado de cuenta y veo que debo más de lo que

puedo pagar, ¿qué es lo peor que puede pasar?, ¿que me entere? ¡Pues qué bueno!

Así puedo empezar a pensar en cómo arreglarlo. Cuando pensamos en lo peor, nos

damos cuenta de que es más el “nudo” que las verdaderas consecuencias y eso nos

ayuda a confrontar mejor las situaciones que antes considerábamos intolerables.

Cuando adviertas el súper nudo, recuerda que eres una persona con neuronas,

raciocinio y, sobre todo, ¡capacidad para resolver problemas! Para eso los humanos

tenemos cerebro. Hay problemas más complicados que otros, pero si le echamos

cabeza normalmente se nos ocurren soluciones posibles (aunque difícilmente serán

mágicas y rápidas). Confía en ti en que tú puedes salir de cualquier problema

financiero.


2. Recuerda tus años en la escuela:

Mientras más flojera tenías y menos estudiabas,

más mal te iba, ¿cierto? Con las finanzas sucede algo parecido, solo que esta vez no

tienes ni una maestra gruñona ni un papá que te puede castigar. Solo tu capacidad

para comprar juguetitos está en riesgo, así que haz la tarea y ¡averigua!, ¡infórmate!,

¡compara!


3. Plantéate pequeñas metas:

Ahorrar para comprar el departamento es una meta muy grande y

gorda. Pero ahorrar para un bolso o un juguete o para irte de vacaciones es una meta

más accesible y nos da la certeza de que efectivamente podemos alcanzarla. Una

gran meta se alcanza dividiéndola en muchos pedacitos que podemos manejar con

facilidad. Si sentimos todo el tiempo que la tarea es pesada y que no alcanzamos

nunca nada, perderemos el entusiasmo por hacerla.

No olvides jamás que el dinero y la administración están ahí para beneficio tuyo.

No son tus enemigos ni tu “cruz”. El dinero es el medio por el cual adquieres lo que

necesitas y la administración es la herramienta que te ayudará a que te rinda y te

luzca con menos esfuerzo.

46 visualizaciones1 comentario

1 Comment

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Unknown member
Sep 28, 2019

Buenas lecciones para controlar el miedo

Like
bottom of page